Proyecto Mojarra Desnuda

Ambiente participó del primer taller del programa Extinción Cero

Esta actividad apunta a promover acciones destinadas a reducir la pérdida de biodiversidad causada por actividades antrópicas.

Para ello ha surgido el programa de Extinción Cero, del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de Nación, cuyo objetivo es llevar a cabo acciones concretas que contribuyan a disminuir el riesgo de extinción de especies nativas.

Durante el taller se analizaron distintas medidas de manejo para mejorar tanto el conocimiento como el estado de conservación de la mojarra desnuda a través de la planificación de actividades dirigidas a mitigar los impactos producidos por la degradación del hábitat y la presión ejercida por especies foráneas de peces.

La mojarra desnuda (Gymnocharacinus bergi) es una especie extremadamente endémica cuya distribución se restringe a las cabeceras del arroyo Valcheta del Área Natural Protegida meseta de Somuncurá, y se encuentra amenazada.

La primera etapa del proyecto está dirigida a generar el marco científico-técnico para integrar las actividades de conservación que se lleven adelante sobre esta especie en un esquema de articulación entre autoridades de gestión nacionales, provinciales e institutos de investigación.

Como resultado se estableció un cronograma de acciones en el corto y mediano plazo en un marco de trabajo interinstitucional y transdiciplinario.

El taller fue organizado en forma conjunta entre el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de Río Negro y el Centro de Investigación Aplicada y Transferencia Tecnológica en Recursos Marinos “Almirante Storni”, y contó con la participación de investigadores vinculados a la biología, ecología acuática, evolución y conservación de peces pertenecientes al CONICET, Universidad Nacional del Comahue, Universidad Nacional de La Plata, Universidad Nacional de Córdoba, Universidad Nacional de Catamarca, Museo Argentino de Ciencias Naturales “Bernardino Rivadavia”, Fundación Miguel Lillo, la Subsecretaría de Pesca de Río Negro, Administración de Parques Nacionales y el Ministerio de Ambiente y Desarrollo sustentable de la Nación.